Planeta

BakPakPlaneta

Incendios Forestales

incendios_

¬ŅSab√≠as que tambi√©n hay incendios de subsuelo, que no tienen flamas, sino que se queman como un cigarro?


Entre 1970 y 1990 se perdió el 30% de todos los bosques que existían en México.
Solamente alrededor del 3% de los incendios forestales son naturales. El resto son ocasionados por los humanos.
Tan s√≥lo en la √ļltima d√©cada se ha quemado la superficie equivalente a 123,000 campos de f√ļtbol.
En el tiempo que dura un partido de f√ļtbol, en Espa√Īa se incendia el equivalente a 20 canchas.
Desde la prehistoria, el fuego ha sido un gran aliado para calentarnos cuando hace fr√≠o y para cocinar nuestros alimentos. Pero cuando se sale de control y quema nuestro entorno, se vuelve sumamente da√Īino.
A pesar de las grandes pérdidas económicas, de recursos o propiedades, sigue habiendo muchísimos casos de incendios ocasionados por descuidos.


Y aunque también hay incendios naturales (ocasionados por rayos o incluso por piedras que chocan y hacen chispa en un lugar árido), éstos rondan un 3% de los incendios forestales, mientras que el 97% restante es por causas humanas: ya sea descuido, negligencia o intencionalmente.


También pueden ser indirectamente ocasionados por los humanos: ya sea por chispa de fricción de un ferrocarril, instalaciones de líneas eléctricas, maniobras de vehículos, maquinaria en áreas forestales, etc.
A√ļn cuando se trate de una quema agr√≠cola intencional, hay que tener mucho cuidado y tener informadas a las autoridades para estar al pendiente, ya que en M√©xico se estima que entre de un 50% y un 80% de los incendios forestales tienen su origen en este tipo de quemas intencionales que se salen de control o se hacen descuidadamente.
Un incendio afecta no solamente al árbol que se quema. Afecta a los animales de los cuales era refugio, alimento y hogar. Si sobreviven, cambiarán sus hábitos, sus vidas. En toda la zona quemada se causa desertización, el suelo pierde sus nutrientes y se erosiona. Un incendio afecta a los paseantes que disfrutaban de hacer visitas, o de ver desde lo lejos si el paisaje, y afecta más a las personas que vivían en o de ese bosque.


Para que un bosque quemado pueda sanar, se necesitan al menos unos 120 a√Īos, para que el suelo se recupere y los √°rboles alcancen una altura considerable.
El humo de un incendio no sólo perjudica la salud de los humanos y animales en general, también reduce significativamente la fotosíntesis de las plantas, además de que la combustión masiva causa grandes emisiones de gases de efecto invernadero.
La monta√Īa nos da maravillas para todos nuestros sentidos: disfrutar el suave olor de la vegetaci√≥n, observar los majestuosos paisajes, sentir el aire fresco, escuchar el viento entre los √°rboles o los cantos de las aves, entre muchas otras cosas.
Y al igual que en otras situaciones de la vida, a veces la disfrutamos sin pensar en lo que damos a cambio. Recibimos maravillas, entonces hay que dar cuidado y protección, no riesgo y basura.


¬ŅC√≥mo son?


No solamente existen los incendios de grandes llamas que cubren las copas de los √°rboles o la hojarasca sobre el suelo.
En el caso de un incendio de subsuelo, el fuego avanza por las raíces y la materia orgánica que hay en ese nivel. Se van quemando despacio sin llegar a crear flama (o solo muy poca) y se propaga el fuego sin ser visto.


Este tipo de incendios son especialmente da√Īinos, pues destruyen el medio en el que nacer√≠a la vegetaci√≥n.
Así, los tres tipos de incendio se basan en el nivel de las llamas: de subsuelo, de la superficie del suelo y de las copas.
El fuego que quema la hojarasca es parte natural de los ciclos de algunos (y solo algunos) ecosistemas, en los que incluso algunas semillas necesitan del calor del fuego para poder germinar.
Sin embargo, estas quemas que se dan naturalmente nunca llegan al subsuelo o a las copas de los árboles. Se limitan a impedir que acumule una gran cantidad de material inflamable, pues si la llega a haber, en cualquier descuido se podría convertir en un incendio.
La intensidad y la velocidad con la que se extiendan o la forma de propagación que puedan tener las llamas de un incendio dependen de varios factores.
Viento: la intensidad y dirección del viento son determinantes en la propagación del fuego. No solo avivan y extienden las llamas, sino que también pueden transportar brasas que luego quemen otras zonas.
Inclinación del terreno: en donde hay un cierto nivel de inclinación, el fuego se propaga más rápidamente. Esto porque el calor tiende a subir y el fuego se encuentra con que en la parte de arriba hay más material inflamable. Además, si un objeto en llamas cae rodando por una pendiente, irá extendiendo el fuego también hacia abajo.
Materia que se quema, combustible.
Dependiendo del tipo de vegetación que se tenga, el fuego puede cobrar más fuerza o perderla. Por ejemplo, los pinos tienen resinas que facilitan la combustión.
También, una gran acumulación de material seco (hojas, ramas) en el suelo, puede favorecer a las llamas.
¬ŅQu√© hacer?
En caso de que al hacer salidas a campo, percibas humo o veas brasas o llamas, lo primero es dar aviso a las autoridades y personas cercanas.
Para esto, trata de recabar toda la información posible: localizar el foco del fuego, un aproximado de la extensión que tiene, hacia dónde van las llamas, etcétera.
Es importante no ponerse en riesgo y no tratar de apagarlo por ti mismo. Primero es avisar al guardaparques y/o bomberos, y ya luego podría unirse al equipo de rescate bajo las instrucciones de los expertos.
Hay que tratar de alejarse de la zona de fuego por las zonas más abiertas, con menos vegetación, y en dirección contraria al viento. También, evitar meterse en barrancos, pues las llamas podrían rodearte.


LO M√ĀS IMPORTANTE ES LA PREVENCI√ďN:

  • La gran mayor√≠a de los lamentables incendios pudieron haberse evitado f√°cilmente. Aunque son cuestiones b√°sicas, que podr√≠an y deber√≠an hacerse ‚Äúpor default‚ÄĚ, muchas veces se pasan por alto las medidas de prevenci√≥n.
  • No hacer fuego. O hacerlo solo en √°reas expl√≠citamente permitidas, como los asadores, y asegurarse de apagarlo totalmente.
  • Utiliza las estufillas port√°tiles espec√≠ficamente hechas para camping cuando requieras calentar alimentos.
  • Contar con un buen sleeping bag que te proteja del fr√≠o, no utilizar calefactores o estufas adentro de la tienda de campa√Īa.
  • Vestirte de acuerdo a la ocasi√≥n: Si vas a una monta√Īa va a estar m√°s fresco que en la ciudad, especialmente en la noche. Lleva ropa suficientemente abrigadora, y medidas como doble calcet√≠n si deseas. El caso es que no dependas de una fogata.
  • Si se usan cerillos, apagarlos bien y tirarlos en tu bolsa de basura, no en el monte. Si se usa encendedor u otros inflamables, transportarlos juntos en un compartimento seguro.
  • No fumar. Es lo mejor para tu salud, para la de quienes te rodean, y para el entorno en general. En caso de hacerlo, apagarlos concientemente en la suela de tu zapato y tirarlos en tu bolsa de basura, NO tirar las colillas.
  • No dejar botellas u otros objetos de vidrio que puedan hacer el efecto de lupa (de hecho, no dejar nada de residuos).
  • Cuidando los bosques, nos aseguramos de poder disfrutarlos mejor. Cuidar las monta√Īas que tanto te gusta ver y visitar, no solo est√° en tus manos: es tu responsabilidad.
Planeta

Cuidado con el fuego

cuidadoporelfuego

Cuidado con el fuego 

Temporada de incendios forestales en Nuevo Le√≥n 

A finales de febrero e inicios de marzo, comienza la temporada de incendios forestales en Nuevo Le√≥n. Y aunque es cierto que el fuego trae beneficios al ecosistema, un incendio provocado por negligencia puede resultar en graves p√©rdidas ecol√≥gicas y econ√≥micas, tal como lo hemos vivido repetidas veces en incendios como el ocurrido en la sierra de Santiago, en el Parque Ecol√≥gico Chipinque, o en El Jonuco. Te invitamos a conocer un poco m√°s sobre los incendios forestales en nuestro estado, para que esta temporada tomes tus precauciones al salir de excursi√≥n. 

Causas

Naturales: 

Calor + Ox√≠geno + Combustible 

Negligencia:

Se estima que el 99% de los incendios forestales son ocasionados por actividades humanas negligentes, tales como: 

* Quema agropecuaria no controlada

* Fogatas descontroladas/sin apagar de excursionistas

* Colillas de cigarro a√ļn prendidas

* Quema de basura 

* Limpieza de vías en carreteras

* Uso del fuego en otras actividades productivas dentro de √°reas forestales 

Conoce los tipos de incendio 

1. Superficiales: El fuego se propaga de forma horizontal sobre la superficie del terreno. Las llamas alcanzan el metro y medio de altura, afectando combustibles vivos y muertos, como pastizales, hojas, ramas, ramillas, arbustos, troncos, humus, entre otros.

2. Subterr√°neos: El incendio se propaga hacia el suelo, destruyendo materia org√°nica y ra√≠ces, e incluso, afloramientos rocosos. Este tipo de incendio generalmente no produce llamas y emite poco humo. 

3. Copa o aéreos: Es el más destructivo, peligroso y difícil de controlar, ya que el fuego consume toda la vegetación. Comienza en forma superficial, pero las llamas avanzan sobre el nivel del suelo y consumiendo poco a poco la vegetación más alta, que sirve como escalera por la cual el fuego se propaga hacia las copas de los árboles.

Consecuencias de los incendios 

РVulnerabilidad en zonas forestales y exposición a plagas.

РCambio en las propiedades físicas, químicas y biológicas de los suelos.

РPérdida de ecosistemas, hogar de muchas especies animales y vegetales.

– Desequilibrio de cadenas alimenticias.

РInterrupción de procesos bacterológicos para desintegración de materia orgánica.

РSuelos expuestos y susceptibles a la erosión.

– P√©rdidas econ√≥micas de productos forestales. 

En Nuevo León

La temporada de incendios forestales comienza a finales de febrero y principios de marzo. 

Algunos incendios‚Ķ 

2014

Incendio en El Jonuco, Santa Catarina

Pérdida de 120 hectáreas

2013 

Incendio en Puerto Gringo, municipio de Santiago

Pérdida de +65 hectáreas

40 millones de pesos fueron invertidos para contener y eliminar el fuego 

1998 

Incendio en Parque Ecol√≥gico Chipinque 

Pérdida de +1000 hectáreas

Y en el país

En 2014, M√©xico registr√≥ 5,325 incendios forestales siendo afectadas 155,533.52 hect√°reas Del 27 de febrero al 5 de marzo de 2015, se presentaron 255 incendios en 19 entidades federativas, afectando un total de 2,143.20 hect√°reas. Las entidades federativas m√°s afectadas fueron: Guanajuato, Guerrero, Distrito Federal, Oaxaca y Michoac√°n. 

Acciones de rehabilitaci√≥n 

Retiro de troncos, ramas y otros desechos de los cauces y dep√≥sitos de agua. 

Cierre de caminos o senderos que se abrieron temporalmente para abatir los incendios. 

Reparaci√≥n de infraestructura da√Īada. 

Recuperaci√≥n vegetal de √°reas da√Īadas para evitar que la erosi√≥n del suelo durante las lluvias o por la acci√≥n del viento. Esto se organiza posterior a la √©poca de incendios y durante la √©poca de lluvias. 

Actividades de conservaci√≥n y protecci√≥n de suelos. 

Trabajos de saneamiento de las masas forestales, para evitar la proliferación de plagas y enfermedades.

En esta temporada de calor, ¬°cuida nuestro desierto, monta√Īas y bosques!¬†

Planeta

Conociendo el cielo nocturno

cortesia

La observación del cielo nocturno es un espectacular pasatiempo que te brindará experiencias inolvidables.

Nuestros antepasados realizaban esta actividad con la finalidad de predecir cambios en las estaciones, indicar inicio de época de la siembra por mencionar algunos ejemplos y las asociaban con dioses y héroes.

Ellos comenzaron a agrupar las estrellas en patrones, llamadas constelaciones. Hoy en d√≠a se consideran 88 constelaciones oficiales, en ambos hemisferios de la tierra. Cada una de estas constelaciones cuenta con historias incre√≠bles llenas de aventuras y las diferentes culturas tienen a sus propios protagonistas. La intenci√≥n de esta serie de art√≠culos es compartir contigo algunas de estas historias, as√≠ como ense√Īarte detalles interesantes de algunas de las constelaciones mas conocidas. ¬°Acomp√°√Īame en este viaje!

Orientación Celeste

Para poder ubicar las constelaciones y objetos celestes es importante conocer primero algunos conceptos básicos que nos serán de bastante utilidad: Esfera Celeste: Es una esfera concéntrica a la tierra, donde podemos percibir el movimiento aparente de las estrellas y los planetas. Cénit: Es el punto de la esfera ubicado exactamente por encima de nosotros. Nadir: Es el punto opuesto al cénit. Horizonte: Es el plano perpendicular al cénit. Polos Celestes: son puntos imaginarios en los que el eje de rotación de la tierra corta la esfera celeste. Corresponden al polo norte y sur celestes. Ecuador Celeste: es un gran circulo en la esfera terrestre en el mismo plano que el ecuador y perpendicular al eje de rotación terrestre.

Encontrando el polo norte celeste

Para los que habitamos en el hemisferio norte, contamos con un punto de referencia bastante preciso para encontrar el norte celeste: Polaris o la estrella polar, la cual forma parte de la constelación de la osa menor. Polaris es una estrella no muy brillante, por lo que es necesario apoyarnos con estrellas de otras constelaciones, llamadas estrellas apuntadoras o guiadoras. La constelación que usaremos como referencia es la osa mayor. La osa mayor presenta un asterismo llamado el cazo, o la cazuela. Las estrellas apuntadoras son Dubhe y Merak. Partiendo de ahí, trazamos una línea entre estas dos estrellas y la extendemos unas 5 veces y estaremos muy cerca de polaris. En el siguiente artículo hablaremos acerca de las coordenadas ecuatoriales y te explicaremos la mitología detrás de algunas de las constelaciones que son visibles durante la primavera. ¡Que tus noches sean oscuras y despejadas!