¡Amenaza contra el AGUA!

¡Amenaza contra el AGUA!

Durante muchos años los ríos y lagos naturales eran sinónimo de vida en nuestro mundo, por la fauna que los habitaba y la que en ellos concurría a refrescarse y beber, pero en los últimos años estos lugares han sido atacados de manera indiscriminada con diversas y poderosas armas y una de ellas es la basura que tiramos en la calle y que llega directamente al drenaje obstruyendo sus canales y creando serias inundaciones que nos afectan directamente.

Aparte de este grave problema, el agua arrastra todos estos desechos hacia los ríos y presas de Nuevo León y uno de los mayores amenazas son los envases de plástico en las que se venden bebidas gaseosas y agua purificada, por que el plástico es uno de los materiales que más tarda en biodegradarse, sin mencionar latas de aluminio y todas las pequeñas cosas que creemos insignificantes como las colillas de cigarro, etc.

Nunca bastará con tener las mejores plantas tratadoras ni los más extensos drenajes pluviales del mundo si los seguimos tapando con las toneladas de basura que desechamos a diario, por que si cada uno de nosotros ayudamos evitando tirar estos envases y denunciando a las empresas que desembocan sus desechos en los ríos o calles de la ciudad, seguramente podremos ahorrarnos enormes cantidades de dinero en impuestos y lo más importante, ¡¡¡salvar el AGUA!!!

Para poder rescatar el vital líquido que cada día se agota más, es urgente que tomemos medidas fuertes y profundas para evitar su contaminación, y podemos empezar por no introducir al agua ningún tipo de líquido que genere espuma ni mucho menos desechando basura a los ríos o presas cuando vamos de visita o camping, por eso recuerda los consejos que te hacíamos en ediciones pasadas: siempre lleva contigo bolsas extras para en ellas conservar la basura y traerla de regreso a la ciudad donde se puede darle un destino más adecuado.

Recuerda que las acciones insignificantes, toman sentido cuando todos participamos, juntos podremos rescatar lo que queda de agua en nuestro planeta.

Deja un comentario