¿Cómo elegir una buena llanta? Ciclismo de montaña

Para elegir una llanta para una bicicleta de montaña, hay un número de factores que se deben considerar, incluyendo durabilidad, peso, tracción y la resistencia. Es importante considerar los tipos de manejo y el peso del usuario para poder seleccionar una llanta.

Tipos de Uso

•    Competencia: Los competidores buscan regularmente llantas con ceja de kevlar para reducir el peso de la bicicleta.

•    Recreación: si el usuario regularmente usa la bicicleta en condiciones ligeras de terracería pueden escoger alguna llanta dentro del rango del 1.8 a 2.0 pulgadas de ancho, mientras que quienes tienen un manejo más agresivo y usan la bicicleta en terreno más accidentado pueden escoger dentro del rango de 2.1 a 2.3 pulgadas de ancho.

Competidores
Buscan regularmente llantas con gajo muy ligero y compacto, especialmente si las pistas son más compactas, además de que cuentan con un manejo excepcional de la bicicleta.

Recreativos
A lo contrario de los competidores el recreativo es necesario que inicie con un tipo de llanta más ancha, las compactas, no son recomendables para principiantes o usuarios recreativos de montaña ya que tienen poca tracción y desarrollan mucha velocidad.

El Terreno

Existen características específicas al momento de escoger una llanta de montaña dependiendo del terreno.
Terrenos rápidos y compactos nos van a permitir una llanta angosta y con gajos bajos y unidos.
Terrenos pedregosos, con raíces y tierra suelta, nos van a exigir llantas con gajos moderadamente altos y diseños con mayor tracción.
En condiciones de lodo/agua, cualquier llanta pierde tracción, sin embargo, podemos buscar características como gajo alto, perforado y ampliamente separado para contrarrestar de gran manera las condiciones del terreno.

En la actualidad la mayoría de las llantas pueden ser utilizadas en la rueda delantera y en la trasera, sin embargo, existen opciones más especializadas que nos brindan un diseño diferente entre ellas, teniendo la llanta trasera con gajos en su mayoría cuadrados o rectangulares y con ángulo muy ligero (para la tracción) y llantas delanteras con gajos direccionales en forma de flecha y transitorios que nos brindan excelente tracción al momento de tomar curvas y recostar la bicicleta.

La durabilidad de una llanta depende directamente de las condiciones de uso y de su almacenaje. Existen diferentes tipos de hules con los que se fabrican las llantas, siendo los hules suaves los ideales para competencia por su adherencia al piso pero sufriendo de poca durabilidad, y viceversa cuando se trata de llantas para entrenamiento o largo kilometraje.

La Recomendación

La principal recomendación al usar sus bicicletas de montaña es de estar siempre al tanto de la presión recomendada por el fabricante de las llantas para evitar “morderlas” con algún obstáculo. De igual manera, evitar rodarlas sin aire ya que esto puede provocar rotura de los hilos de la llanta e incluso del hule quedando la llanta inservible.

Hay características diferentes
entre un competidor y un ciclista
que va a la montaña por diversión y aventura.

Deja un comentario