Centro Histórico de García

Por: Diana Zavala Fierro.

De un paisaje donde contrastan los verdes del bosque, nos vamos a los amarillos y laderas que tiene el semidesierto del Centro Histórico de García; un lugar pequeño, que lo hace un destino totalmente tranquilo y lleno de historia. Al rodar por sus calles, sientes cómo se conjuga el pasado con el desierto para rememorar esa nostalgia del antiguo Monterrey, lo que hace a este recorrido ideal para una escapada en bicicleta y salir de la rutina de la ciudad.

Para comenzar: arte y arquitectura
El lugar de salida definitivamente es la Plaza Principal del municipio, un cuadro pequeño donde muchos jóvenes y gente adulta se sientan a platicar. Desde aquí podrás observar la arquitectura de la Iglesia de San Juan Bautista, un edificio con un color casi como el maíz en plena cosecha, en donde las grandes paredes protegen la fachada principal y su campanario. Otro destino inmediato a la plaza es el museo del Antiguo Palacio de Gobierno: pequeño, con una gran puerta de madera, un patio central lleno de flora de la región, vigas de madera en cada habitación, paredes blancas y lo mejor es ese aroma que te lleva a recordar y a viajar al pasado. Aquí hay una exposición temporal de niños y jóvenes artistas oriundos de García, en la cual se pueden apreciar lugares típicos como las viejas casonas del centro, los pozos de agua, las cosechas de ajos, aguacates y nopales, las cocinas tradicionales de barro y leña, los hornos de teja y las fachadas de los principales edificios. Todo esto plasmado con diferentes técnicas de pintura en lienzos hechos de teja, vasijas de barro y bastidores.

Casonas: leyendas e historia
Te recomendamos visitar la Casona de los Balcones de la Sra. Pomposa, una construcción antigua con una serie de balcones asomándose entre los árboles, donde existe una leyenda acerca de la muerte de esta señora. Sobre la calle Morelos está la Casona Águila de Oro, antigua propiedad del Teniente Coronel Ignacio Elizondo Villarreal, en la parte superior de la puerta de madera se encuentra un grabado de un águila donde aún se observa cada detalle realizado en cal. Unas cuantas calles después se encuentra la Casona Ex Forestal, llama la atención inmediatamente por su fachada azulada y la flora silvestre de sus pequeños jardines. Te recomendamos visitar la Casa Antigua, es un hogar lleno de muchos detalles curiosos dignos de una película de Wes Anderson: un buzón que data de finales del siglo XIX, cerrojos, una marquesina increíble de madera oscura, ángeles en cada esquina, azulejos rojos en su banqueta, una lámpara verde y, si observas con atención, puedes apreciar las vigas de madera que sostienen el techo de la casa. Una maravilla para observar y descifrar cada detalle.

Abundan los detalles.
El poblado está repleto de objetos que, si te das tiempo de descubrir y apreciar, cautivarán tu atención. Puedes encontrar cerrojos de metal antiguo del tamaño de una mano -¡tan grandes son que incluso puedes ver y sentir el interior de las casas!-, macetas con grabados de rostros, puertas de madera en un sinfín de estilos y colores, ventanales con forja antigua, paredes de adobe donde aún se distinguen las ramas de árboles que componían la mezcla, un árbol de durazno, números de casas con el rostro de Frida Kahlo, un anuncio antiquísimo de pan, entre otros.

5 minutos para…
Visitar el Parián, una construcción del siglo XIX que servía como mercado.
Andadores y vialidades para andar en bici
En el Centro Histórico existen pequeños callejones o andadores especiales para recorrer en bicicleta. Además, las calles son amplias y la vialidad de carros es casi nula, además la gente camina de un lado a otro con una tranquilidad impresionante. Algunas zonas se encuentran encharcadas por las lluvias atípicas del año, pero nada de qué preocuparse.

Anímate a viajar, a salirte de los límites de la ciudad, a conocer más allá. No cuesta mucho, es totalmente accesible y es para todos. Haz cosas diferentes para cultivar más el conocimiento y especialmente, para sentir cosas nuevas que a tan solo 40 minutos de Monterrey están esperándote.

 

Deja un comentario