Destinos para Acampar

Por Alejandro González

Un lugar que se encuentra en los puntos más altos de la Sierra Madre, y que conecta los municipios de Santiago y Rayones, su paisaje; uno de los más hermosos del estado de Nuevo León. Su camino, definitivamente divertido para cualquier medio de transporte.

Después de 2 kilómetros de subida, pasando por el tranquilo pueblo de Laguna de Sánchez, llegamos a un guarda ganado que separaba dos paisajes de la sierra; por un lado dejábamos la vista de Laguna de Sánchez, y por el otro su entorno cambiaba totalmente para mostrar la altura en la que nos encontrábamos y el paisaje que esto nos daba sencillamente era espectacular.

banners_51

SM2

La Cebolla es una congregación que se encuentra en el municipio de Santiago, muy cerca de Casillas, otro pueblito en medio del bosque que está en la sierra del Municipio de Rayones, en el Estado de Nuevo León. Para llegar aquí se pueden tomar dos rutas de acceso, que son las más recomendadas para vehículos, especialmente los “todo terreno”; una de de ellas, y la que en lo personal me gusta más, es tomando la carretera a Cola de Caballo, pasando Ciénega de González, hasta llegar a Laguna de Sánchez, seguimos la carretera de asfalto hasta que se vuelve terracería y seguimos hasta llegar a un camino que sube al cerro que conecta las cabañas Mesa del Oso(25°19’31.82”N 100°15’33.37”W), subiendo esta montaña y aproximadamente a 18 kilómetros más, encontraremos el señalamiento a la entrada de La Cebolla.

La segunda es entrando por el Municipio de Rayones, pasando la plaza principal y siguiendo el camino de asfalto hacia el ejido el Barrial, a 48 kilómetros de la cabecera del municipio. Llegas al pueblito de Casillas, y aquí tomarás el camino para Laguna de Sánchez, en donde encontrarás la entrada hacia la Cebolla.

banners_52

Si tomas la opción de irte por el camino de la Cola de Caballo desde que dejas la carretera número 85 (Carretera Nacional), es necesario que tengas tu cámara lista y algo de efectivo, ya que aquí comienza a cambiar el paisaje y a la vez notaras que poco a poco la temperatura baja mientras vas subiendo la sierra a Ciénega de González.

Hago el comentario de traer consigo efectivo porque lo más seguro es que se te antoje comprar unas ricas empanadas de manzana, pay de queso, un elote cocido, o el clásico licor de manzana en algunos de los diferentes localitos que se encuentran a un lado de la carretera antes de llegar a Laguna de Sánchez.

Pasando Ciénega de González encontrarás el Cañón de San Isidro, el cual cuenta con una espectacular vista y, si el clima está despejado, el sol brinda unas hermosas vistas en las paredes de este cañón, haciendo que tengas que hacer una parada obligatoria para la foto. Aquí mismo encontrarás un río que corre a un lado de la carretera y que en algunos puntos cruza la misma y hace una serie de cascadas que le da un toque especial a este camino.

Llegando a Laguna de Sánchez puedes detenerte en alguno de sus restaurantes, en donde puedes aprovechar para desayunar o comer, dependiendo la hora que pases por este pueblito.

Pasando Laguna de Sánchez comienza el camino a tornarse más virgen y un poco más especializado para camionetas y vehículos “todo terreno”, ya que en las subidas de la sierra se van desprendiendo piedras y  se requiere tener experiencia y algo de pericia para el camino. Si pasas muy temprano podrás observar un refugio natural de la cotorra de la Sierra Madre, llamada esta parte del camino “Las Cotorras”; ésta consiste en unas paredes de más de 60 metros de altura que albergan nidos de cotorra o guacamaya de la sierra, especie única en el estado y protegida por el parque Nacional Cumbres de Monterrey.

Si decides irte por Rayones, primero debes saber que el camino es más largo, pero no deja de ser paisajista. Para llegar por aquí, primero se debe de  tomar la Carretera Nacional hasta llegar al entronque del Bioparque Estrella, que se encuentra pasando la entrada al municipio de Montemorelos. Siguiendo esta carretera subirás por la parte de la sierra y notarás el paisaje del las sierras del Parque Nacional Cumbres de Monterrey. Este camino para llegar hasta Rayones es totalmente recomendable para motociclistas y ciclistas, ya que sus curvas y sus subidas en la montaña hacen un reto de manejo para cualquiera de estos vehículos.

Llegando a Rayones, la parada es obligatoria para aprovechar una comida en cualquiera de sus dos restaurantes que tiene este municipio: “La Casa de Mamá Grande” y “El Oyervides”.  Una muy buena recomendación es probar el machacado que se hace en la Casa de Mamá Grande, este almuerzo de campeones será una muy buena energía para el resto del camino.

Si vas en temporada de nuez, procura llevar una bolsa, ya que en todo el municipio existen nogales donde podrás recogerla y, si esto te da flojera, podrás comprar nuez a muy buen precio, ya que éste municipio es el mayor productor del nuez del estado.

Ya en el camino al ejido El Barrial, y si vas en temporada de lluvias, se activa una serie de cascadas que hacen del paisaje de la sierra un entorno totalmente diferente y de fotografía que te obligará a parar el vehículo, una de ellas son las cascadas de Ancón, también manantiales como el Tragadero, que son grandes nacimientos de agua que están justo en la mitad de dos cañones y que dan origen al Río Pilón.

banners_53

Al ser un lugar algo retirado de las luces de la ciudad, te olvidas completamente de las luces mercuriales y de escuchar los ruidos ordinarios de la ciudad, que cambian a un arrullo en medio del bosque, escuchando el zumbido del viento cuando pega en los pinos que tiene la sierra.

Para este tipo de lugares es necesario primero contar con una tienda de campaña de tres estaciones, seguido de ropa de frío, ya que en la noche siempre baja la temperatura 10 grados menos del promedio que los que se siente en el área metropolitana.

Lleva agua extra, ya que los manantiales si están algo escondidos y el vital líquido siempre es necesario para cualquier emergencia.

El ecosistema es boscoso, y como siempre, recoge como mínimo toda la basura que generas y tráela de nuevo a la ciudad, si ves baterías o basura en el camino, también ayuda a recogerla, verás que el paisaje cambia con tan solo quitar un bote que encuentras en el camino.

Por último, diviértete y ten confianza de la gente que vive en las comunidades, si tienes oportunidad, compra los víveres en estos lugares, de esa manera generarás una derrama económica para que la gente del campo vea la opción de sustentabilidad como un estilo de vida.

 

 

 

Deja un comentario