¿Qué está pasando con el clima?

8 julio, 2013

¿Qué está pasando con el clima?

Por: Biol. Larisa Loya

Llegó la primavera y nos encontramos con condiciones ambientales que parece que vivimos en pleno verano. El clima actual de la región nos hace pensar que las estaciones del año ya ni siquiera existen: es raro tener en marzo temperaturas parecidas al invierno, humedad más propia de septiembre, vientos y calor sofocante como si estuviéramos en agosto. ¿Qué está pasando con el clima?

Generalmente nos referimos al clima como si fuera algo ajeno a nuestra vida. La verdad es que las condiciones ambientales actuales no sólo son resultado de fenómenos naturales, nosotros tenemos una participación muy importante para que el clima hoy por hoy se encuentre en estas condiciones.

Entonces, tratemos de entender que es lo que en realidad está sucediendo: ¿el clima está cambiando o nosotros cambiamos al clima?

Obviamente el clima está cambiando pero éste en parte es debido a que muchas de las actividades humanas que diariamente hacemos generan gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono, el metano y otros más.

Quemar basura, utilizar el coche, usar energía eléctrica, son actividades que producen este tipo de gases que quedan atrapados en la atmósfera. Al aumentar la cantidad de ellos la Tierra se calienta más dando origen al Calentamiento Global. Cuando existe este fenómeno se altera el clima al que normalmente estábamos acostumbrados generándose un desequilibrio: lluvias más intensas, inundaciones, fuertes sequías, inviernos más fríos y huracanes más fuertes. Es por esto que tenemos un Cambio Climático que hoy en día nos afecta a todos.

Es cierto que parte de nuestras actividades no podemos dejar de hacerlas, muchas de ellas nos ayudan a continuar desarrollándonos y poder subsistir. Pero si de verdad queremos hacer algo por detener el Cambio Climático podríamos empezar por usar de forma eficiente los recursos con los que contamos.

Ahorrando agua, energía, combustibles y aprovechando de forma correcta los productos que provienen de la naturaleza ayudamos a que nuestros impactos sean menores produciendo menos gases que alteran nuestro clima. Además si colaboramos en que existan más áreas verdes en nuestra casa, oficina, escuela o cualquier zona abierta podemos amortiguar las temperaturas extremas que actualmente existen.

Aunque tus actividades las consideres como esfuerzos aislados, es de gran ayuda para el Planeta cualquier cosa que hagas a favor del ambiente. Tú podrías ser un ejemplo positivo para los demás y crear una red de acciones que poco a poco vaya funcionando como un nuevo estilo de vida: el del entendimiento y respeto de nuestra naturaleza y de tu vida misma. ¡Aún estamos a tiempo de hacerlo!



No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URL

Deja un comentario